Barril de Diógenes

…en búsqueda de un hombre justo

NO SOLO TOLEDO ES EL CORRUPTO, GARCÍA, HUMALA, PPK, LOS LEGISLADORES, JUECES Y FISCALES QUE LO PERMITIERON TAMBIÉN LO SON

Publicado 335 days ago. — Opina!

 

El neoliberalismo impuesto por el japonés en la década de los 90, la clase política y los corruptos tratan de salvarlo de cualquier manera. Utilizan todos los medios a su disposición, con la intención malévola de que el pueblo no considere la corrupción como un mal generalizado en el estado y en el sistema. Enfrascados en ese objetivo, pretenden librar a todos los gobernantes, legisladores, jueces, fiscales implicados en esta. Analizando el origen de la corrupción es fácil comprobar que ésta se amplió con la constitución de 1993 (Arts. 60º, 62º, 64º, 66º, 73º, 82º, 93º. Etc.) y engordó con la infinidad de leyes y decretos que dio el ejecutivo y legislativo, las cuales, permitieron efugios y argucias a los abogados defensores de los corruptos para evadir la sanción respectiva de justicia. Ahora bien, si observamos lo actuado hasta la fecha por los encargados de sancionar la corrupción veremos que tiene un contenido expresado de la siguiente manera: “masacremos a Toledo y con eso el pueblo se entretiene y se olvida”. No pretendemos defender a Toledo de sus delitos, de ninguna manera, lo que queremos es alertar al pueblo, ponerlo sobre aviso del sainete montado por los medios de comunicación, el ejecutivo, legislativo y el poder judicial para salvar al sistema neoliberal, que inevitablemente ha llegado a su ocaso, a su fin, como lo demuestra: 1º) La ineficiencia en la lucha contra la corrupción, 2º) El abandono del estado a los servicios públicos, 3º) El subdesarrollo del país, 4º) El bajísimo nivel económico de los peruanos, 5º) La pobreza crónica, 6º) La desindustrialización del país, 7º) La desocupación el 78% de la PEA sin trabajo, 8º) El reinado del crimen organizado, 9º) La inseguridad ciudadana 10º) Falta de un Plan Nacional de Desarrollo. Problemas sociales que no existen en otros países o por lo menos todos fueron superados. El liberalismo en mención nunca pudo hacer algo al respecto, solo estimulo el privatismo y la corrupción.

Cuando manifiesto que es un sainete lo digo con fundamento, en primer lugar todos los medios de comunicación al unísono se pusieron a espulgar la trayectoria del delincuente Toledo y su mujer, insistieron en lo mismo sabiendo que todo ello ya era conocido por la población. Toledo nunca fue un santo, él era oportunista, lenguaraz, anecdótico, borracho, putañero, cínico, ostentoso y mentiroso. Repetirlos o publicitarlos no aporta en absoluto a cimentar su culpabilidad, tampoco se acaba la corrupción en el país, entonces ¿Por qué lo hacen? Porque “eso le gusta a la gente” ¡No! esto obedece a un lavado cerebral, típico del fujimorismo. Utilizando el diversionismo envían un mensaje subliminal, “concentrar en Toledo toda la corrupción para salvar el sistema” Los medios de comunicación son conscientes de lo que están haciendo siempre lo han practicado, filtran todo lo que daña el sistema neoliberal, lo mismo hace el ejecutivo, legislativo y el poder judicial; todos trabajan para confundir y desorientar a la población para que piense “preso a Toledo se acabó la corrupción”. El gobierno aporta en el diversionismo con su ministro del interior “sin tener arte ni parte”, como ex militante de Vanguardia Revolucionaria puso su parte en esta pantomima y cual campeón de la justicia ofreció S/ 100,000 soles al que diera información sobre Toledo, ¿para qué? No hay razonamiento alguno que lo justifique, salvo el de crear un imagen de persecución política de Toledo, en cuanto  la delación de ello se encargan las agencias de información extranjeras. El Defensor del Pueblo ni corto ni perezoso  aportó su granito de arena en el diversionismo, salió a los medios de comunicación pidiendo un Consejo Nacional para defender el sistema, ¿para qué? si todos sus miembros tienen rabo de paja, exceptuando  al presidente de la corte suprema. Debe entenderse que el mal del Perú solo tiene una cura y esa pasa por el cambio de sistema, de la clase política, de la constitución de 1993 y las leyes que impulsaron la corrupción en el país, lo demás es diversionismo puro que debe ser rechazado por todo el pueblo.

 Pero qué hay de Alan García Pérez, de Ollanta Humala de PPK, colegas corruptos de Toledo, ¿porque no los investigan? ¿Acaso quieren hacer creer que Jorge Barata, el delator en el caso Odebrecht, no delato a todos? ¿Por qué no están denunciados Alan García Pérez, Ollanta Humala y PPK? ¿Porque Jorge Barata tendría que delatar solo a Toledo y no a los otros? Son preguntas que el fiscal debería de responder y no lo hace. Además, la corrupción abarca muchas empresas que durante los periodos de gobierno de los mencionados hicieron negociados. También es corrupción  los famosos decretos ley de emergencia de Alan García Pérez, pues no hubieron emergencias pero si hubo un enorme despilfarro del erario nacional con tales decretos. También es corrupción que estos delitos hayan pasado por jueces y fiscales  pero no hubo presos, su condición de millonarios los delata. Por eso es que afirmamos, para terminar con la corrupción, estos elementos tienen que ir a la cárcel, previo juzgamiento con nuevos jueces y fiscales que otorguen garantía al pueblo que están cumpliendo con responsabilidad. No puede haber justicia si son los mismos que otorgaron  impunidad para que gocen de libertad con los millones obtenidos con la corrupción. El pueblo sabe que el sistema está en agonía, que no da para más, que no necesita arreglos coyunturales, sino cambios estructurales, entiéndase bien cambios revolucionarios, el neoliberalismo llego a su climax. Hoy la lucha del pueblo debe ser por una sociedad en la cual se beneficie de su trabajo, donde el ciudadano sea el eje del sistema, que la constitución y las leyes lo ayuden a realizarse, no como ahora viva precarizado en sus ingresos y sin posibilidades de un futuro mejor.

En cuanto la clase política da pena, el fujimorismo acabó con ella solo quedan cascarones o grupos de amigos como es el caso de Peruanos por el Cambio sin ideas, sin ideología y sin partido. Para bien del pueblo se vislumbra una nueva organización política abierta a todos los que quieran edificar una nueva sociedad: la Sociedad de Bienestar Social Pleno donde el ciudadano viva bien; las universidades del estado tenga puertas abiertas para los estudiantes; atención integral de salud al ciudadano en todos los hospitales del estado; un país con democracia directa, en la cual nombre autoridades y fiscalice o sancione; con gobierno participativo y el pueblo ejecute sus proyectos pero financiados por el ejecutivo, las municipalidades serán organismos técnicos de asesoría para los proyectos del pueblo, provincia o región; el pueblo gobernará con el ejecutivo. El proyecto de la nueva sociedad no es cosa del otro mundo, tampoco es una quimera, el cambio será gradual y con la participación del pueblo se hará mucho más rápido. Hay países que lo edificaron de acuerdo a su realidad y son altamente desarrollados. Los medios de comunicación lo ocultan para proteger el nefasto neoliberalismo que nos ha conducido al desastre. El Partido que tiene todo esto en su programa es el Partido Político Nacional Perú Libre, el Secretario General es el Dr. Vladimir Cerrón Rojas y está inscrito debidamente en el JNE, ver en Facebook.

 

Escrito por Duilio De la Motta

miércoles, 15 de febrero de 2017 a las 5:42 pm

Publicado en: Política

Comentarios hechos: No hay comentarios — OPINA!

Comenta el artículo