Barril de Diógenes

…en búsqueda de un hombre justo

EL PARTIDO DE NUEVO TIPO

Publicado 355 days ago. — Opina!

En principio, todo cambio social o revolución que se va efectuar dentro de una sociedad en la cual priman la inequidad, la corrupción, la injusticia, el engaño, el sometimiento, como es el caso nuestro, necesita de un núcleo de revolucionarios bien organizado en partido político. El pueblo que lucha y aspira a edificar una nueva sociedad requiere de ese partido revolucionario que, interprete justamente esos ideales. Ese partido de nuevo tipo deberá estar conformado por auténticos revolucionarios que hayan superado las imperfecciones sociales cultivadas por el sistema imperante. Tienen que estar limpios de corrupción, ajenos al dinero, a la figuración, al egoísmo, a la indolencia, a la intolerancia. El militante debe ser una semilla genEticamente limpia, pero cargada de dignidad, mística, principios y valores; pues su papel será crear el bosque, por eso el militante tiene que ser un ejemplo para los ciudadanos. Que vean todos que el militante del partido la garantía de lo que el pueblo espera, que los ciudadanos estén dispuestos acompañarlo en conseguir el poder y en la construcción de la nueva sociedad. El militante debe hacer sentir a todos que el programa del partido es del pueblo. El nuevo partido como núcleo de revolucionarios, es una máquina poderosa y dinámica en el cual cada militante es una pieza valiosa e importante para la revolución. Este concepto se nutre de la experiencia que vivieron Fidel, Lenin, Stalin y Mariátegu6i.

EXPERIENCIA DE MARXISTA SOBRE EL PARTIDO:  

Al respecto Fidel Castro en su discurso del 3 de octubre de 1965 dice “…Tiene que ser un trabajador ejemplar, pero, además, tiene que aceptar la Revolución Socialista, tiene que aceptar la ideología de la Revolución, tiene que desear —desde luego— pertenecer a este núcleo revolucionario, aceptar las responsabilidades que impone ser del núcleo revolucionario, pero es necesario, además, una vida limpia…” También Lenin en su discurso del  23 de julio de 1920 recomienda: “En la época del capitalismo, cuando las masas obreras son sometidas a una incesante explotación y no pueden desarrollar sus capacidades humanas, lo más característico para los partidos políticos obreros es justamente que sólo pueden abarcar a una minoría de su clase”. José Stalin escribe sobre el parido El nuevo período es el de los choques abiertos entre las clases, el período de las acciones revolucionarias del proletariado, el período de la revolución proletaria, el período de la preparación directa de las fuerzas para el derrocamiento del imperialismo y la conquista del Poder por el proletariado. Este período plantea ante el proletariado nuevas tareas: la reorganización de toda la labor del Partido en un sentido nuevo, revolucionario, la educación de los obreros en el espíritu de la lucha revolucionaria por el Poder,” José Carlos Mariátegui en el Acta de Fundación del Partido señala en el punto: “… 3.-La lucha política exige la creación de un partido de clase, en cuya formación y orientación se esforzará tenazmente por hacer prevalecer sus puntos de vista revolucionarios clasistas. De acuerdo con las condiciones concretas actuales del Perú, el Comité concurrirá a la constitución de un Partido Socialista, basado en las masas obreras y campesinas organizadas. Todo revolucionario debe tomar en cuenta estas experiencias y recomendaciones sobre el partido, de lo contrario pierde su tiempo las filas del Partido Político Nacional Perú Libre.

LOS PARTIDOS QUE ACTÚAN EN LA IZQUIERDA:

He podido observar en casi 60 años de actividad al servicio de los trabajadores y del pueblo que el cien por ciento de los ciudadanos que participan es estas actividades, en los últimos años, el 90% de sus dirigentes solo utilizan posiciones de izquierda para solucionar sus problemas personales, no quieren el cambio social ni el socialismo, están metidos en estas actividades porque vieron una veta para sus objetivos. Esto se pudo comprobar en el último proceso electoral, cuando diversos grupos estaban a la espera de que el Jurado Nacional inscribiera a Perú Libre para adherirse a la unidad. Esta gente, no está decidida a trabajar por el socialismo, solo quiere su participación en la unidad de la izquierda a cambio de un escaño en el parlamento o cualquier otro cargo. En este proceso electoral no faltaron los que mostraron su interés por estar en la plancha presidencial y en ese festival de intereses  bastardos, no faltó el cura Arana quien quiso imponer a Verónica como presidenta y él como vicepresidente. Esta gente no es revolucionaria, ni de izquierda, menos socialista, no hay duda que de llegar esta gente al poder tendríamos otra felonía como la de Ollanta Humala. ¿Podemos gestar la unidad de la izquierda y del pueblo con esa gente? La unidad de la izquierda es tan necesaria y fundamental que para lograrla, si dios o el diablo dicen ser comunistas tendríamos que aceptarlos. Pero allí estarán los militantes y el pueblo para filtrarlos, para ponerlos en el lugar que les corresponde utilizando la democracia directa.

EL PUEBLO QUIERE EL CAMBIO SOCIAL:

Al margen de éstos grupos nacidos en el seno de la izquierda y que trafican con los intereses del pueblo, existe una inmensa población que espera con urgencia que superen todos los intereses bastardos y se geste la unidad de la izquierda. Ese pueblo postergado, explotado pide, exige, clama porque los dirigentes de la izquierda en conjunto se integren y trabajen por la unidad, que forjen un movimiento monolítico, acerado, irrompible contra cualquier intento, siempre debe tomarse en cuenta que el objetivo fundamental es construir la Sociedad de Bienestar Social Pleno, imponer el gobierno participativo y establecer la democracia directa en la cual el ciudadano sea el eje sobre el cual gire la constitución, el sistema legal, la sociedad y el estado. Que el trabajo beneficie a todos, que el trabajador deje de ser creador de riqueza para los poderosos, sin beneficio, ni participación de los resultados de su trabajo. El Partido Político Nacional Perú Libre debidamente registrado ante el JNE tiende la mano a todas las fuerzas de la izquierda y al pueblo en general para constituir la unidad monolítica de la izquierda. No debemos esperar el último momento, hay mucho por hacer: conscientizar al pueblo, elaborar Programas Locales, Regionales, Nacionales, planes de Desarrollo y Gobierno. Debemos tomar en cuenta que nos enfrentaremos a la oligarquía más reaccionaria de Sudamérica, heredera de los encomenderos españoles, nos enfrentaremos a las fuerzas retardatarias, a sus candidatos, a sus artimañas, a sus medios de comunicación, a la mafia que maneja desde hace más de un cuarto de siglo el poder económico y la corrupción.

Escrito por Duilio De la Motta

jueves, 26 de enero de 2017 a las 6:51 pm

Publicado en: Política

Comentarios hechos: No hay comentarios — OPINA!

Comenta el artículo