Barril de Diógenes

…en búsqueda de un hombre justo

EL 17 DE DICIEMBRE EL IMPERIALISMO SE JUEGA TODO POR PIÑERA

Publicado 24 days ago. — Opina!

A sabiendas del potencial electoral de los partidos políticos que más han destacado en las últimas elecciones en Chile y el interés del imperialismo en la victoria de Piñera; Trump tendría una carta más a su favor para imponer sus pretensiones invasivas a Venezuela, si es que gana Piñera. El objetivo de Estados Unidos es apropiarse de los recursos naturales de Venezuela, tal como lo hizo en Irak y Libia con el petróleo. Asimismo con Piñera en el poder sería el instrumento ideal para iniciar Estados Unidos una carrera armamentista en América Latina, por lo consiguiente crear un foco de tensión en el Cono Sur para sus intereses. Sin duda se vislumbra un panorama difícil en las elecciones del 17 de diciembre para definir al ganador. Sebastián Piñera con el 36.66% de votos que obtuvo, se le sumaría los obtenidos por José  Kast 7.99% haciendo un total de 44.66% de votos posibles, ambos son de la derecha pinochetista pero  eso no le asegura la victoria. Más posibilidades tiene Alejandro Guillier del oficialismo, el obtuvo 22.7% al cual se le podría sumar los votos de Beatríz Sánchez del Frente Amplio con 20.3%, Carolina Gaic de la Democracia Cristiana con 5.9%, Marco Ominami del Partido Progresista con 5.7%, Eduardo Artés del PCCH con 0.5% y Alejandro Navarro del partido País con 0.4%, los cuales le darían 53.6% de votos posibles. 7% más que Piñera, siempre y cuando fueran a votar los 6´551,872 electores, equivalente al 46.4% de los votantes hábiles que lo hicieron el 19 de noviembre del 2017.

Vista esa posibilidad de victoria de Alejandro Guillier, entraría a tallar Estados Unidos con su poder imperial; utilizará toda la red de organismos que tiene infiltrados en todo el mundo, en éste caso medios de comunicación, organismos desestabilizadores y periodistas coimeros en Chile para cambiar  la derrota de Sebastián Piñera en victoria. Debe tenerse en cuenta que el Partido Socialista dejó de ser un partido revolucionario, defraudó a la población en sus esperanzas. Michelle Bachelet participó activamente con el imperialismo en la intromisión a Venezuela, también tuvo participación en la formación del “Grupo de Lima”, firmó la “Alianza del Pacífico” con Ollanta Humala, Juan Manuel Santos y Enrique Peña Nieto; organismo que solo sirve a Estados Unidos como contrapartida reaccionaria a UNASUR. Se suma a toda ésta política los problemas internos de Chile como la privatización de la educación, la ineficiencia de las AFPs, reducido crecimiento de la economía, todo ésto hizo consciencia en el pueblo y de allí su abstencionismo. Del total de votantes, solo votó el 53.6%, de 14´347,288. Un porcentaje mayoritario no votó, justamente, hacia esa gente se orientará toda su capacidad manipuladora el imperialismo norteamericano para lograr el triunfo de Sebastián Piñera.

La unidad de los partidos populares se puede construir con  un programa que los integre para solucionar los problemas de la sociedad chilena, en eso tiene experiencia la izquierda chilena; ello permitirá que todo el pueblo trabaje en conjunto para atraer a la mayoría del electorado no definido. Sin duda, darle otra oportunidad al Partido Socialista , es un tremendo esfuerzo de la izquierda, pero es la única forma de asegurar la victoria. El triunfo  de Guillier es posible, si va como aliados Beatríz Sánchez con su 20.3%, su frente de partidos  no pide una sociedad comunista, tampoco los otros candidatos con menos votación: solo piden cosas viables como poner fin al sistema de pensiones privadas, que la industria sea parte de la solución en los problemas sociales, efectuar modificaciones congresales, educación gratuita, lucha contra la corrupción. Beatriz Sánchez plantea algo muy importante como solución a los problemas internacionales que tiene Chile con Bolivia y Perú; aspira a solucionarlos a través de una agenda con la participación de los tres países.

La unidad en la diversidad política de los dirigentes progresistas en Chile, puede ser una realidad si toman con responsabilidad el futuro del pueblo y superan intereses personales. Solucionar los intereses del pueblo es el objetivo de todo político revolucionario. No hacerlo mejor es jubilarse.

Escrito por Duilio De la Motta

martes, 21 de noviembre de 2017 a las 9:11 pm

Publicado en: Política

Comentarios hechos: No hay comentarios — OPINA!

Comenta el artículo