Barril de Diógenes

…en búsqueda de un hombre justo

CONVOCATORIA AL PUEBLO

Publicado 2 years, 215 days ago. — Opina!

Prologo.- El presente trabajo es  resultado del estudio de las relaciones de producción y fuerzas productivas de nuestro país y de muchos otros donde se suscitaron cambios de sistemas como el: liberal, socialista, de bienestar, nacionalistas, etc. Hemos estudiado cada uno de ellos y, en donde se presentaron fallas con el fin de edificar un sistema propio en basa a la realidad nacional. No es una máquina fabricada para el trabajo que rinda a la perfección, tampoco es la solución final, solo es una visión objetiva de lo que se puede hacer en nuestro país para felicidad y bienestar de los peruanos. Por experiencia sé que habrá problemas en su edificación pero considero que el pueblo es lo suficiente capaz para superarlos. Justamente, el no hacerlos participar en la materialización de sus ideales,  ha sido causa de los fracasos en la edificación de los sistemas según la historia, pero donde el pueblo participó se logró óptimos resultados. Este documento lo puede tomar cualquier partido o grupo de partidos, pero debe entenderse que es para terminar con el sistema de opresión que impide el desarrollo del pueblo y solucionar los problemas sociales del país.

Duilio de la Motta C.

Convocatoria al pueblo

193 años hemos vivido esperando que los gobiernos hicieran del Perú una patria fuerte, justa, feliz y respetada para todos los peruanos sin lograrlo. Los gobernantes ofrecieron de todo, pero solo engañaron al pueblo y se enriquecieron. Dilapidaron el tesoro público y depredaron recursos naturales beneficiando a una oligarquía parasitaria. Jamás  trabajaron para forjar una patria en la que se sintieran felices todos los peruanos. Su incapacidad e ineficiencia permitió apropiaciones de territorio, traficar con las salitreras y guaneras   hasta desaparecerlas.

El pueblo siempre estuvo marginado y sumido en la pobreza, viviendo año tras año en la miseria como si tuviera un mal endémico. Pero en todo ese tiempo los gobernantes, con ansiedad rastrera, ofertaban nuestras riquezas marinas y mineras para enriquecerse algunos y empobrecer al pueblo. Dentro de ese amargo vivir del pueblo, las familias supervivían, el padre de familia conseguía algo para sostener el hogar y formar a sus hijos con la esperanza cifrada en el futuro. En la actualidad un peruano de 65 años desposeído de ingresos recibe como ayuda del estado S/. 125 soles mensuales, en el 2013 solo cubrió a 290,000 datos del MIDIS, la pensión promedio de un jubilado de la ONP es de S/. 676.00 y de la AFP es de S/. 984.00 soles. El jornal de un trabajador esparraguero del campo es de S/. 766.00 mensual, un empresario en el mismo sector gana S/. 25,916, 33 veces más que el campesino (Julio Gamero UNI), el jornalero urbano percive S/. 750.00 soles mensuales. Ese ingreso de los trabajadores del campo y la ciudad comparado con las ganancias netas de los empresarios pone al descubierto la precarización del salario.

Esta situación se fue agravando cada vez más hasta el 5 de abril de 1992, fecha que marca el inicio del “esclavismo salarial”, donde toda la familia debe trabajar para sobrevivir. Se precarizó el trabajo, los salarios eran un homenaje a la miseria. La necesidad humana llegó a situaciones extremas, donde personas en mercados llegan a pedir tripas de pollo como regalo y buscar verduras deterioradas en los botaderos, para dar algo de comer a sus hijos. Esto fue obra de un presidente artero y vil, Alberto Fujimori; quien para solucionar la crisis dejada por el presidente aprista Alan García Pérez, no vaciló en imponer un programa elaborado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Departamento del Tesoro norteamericano y asesores norteamericanos de transnacionales; el programa se denominó “Consenso de Washington”.

El objetivo del imperialismo y de Alberto Fujimori, fue borrar todo vestigio de independencia económica y estatismo en Perú. El “Consenso de Washington” toma como base recomendaciones del economista John Williamson; lo impusieron porque lo recomendó el imperio y sus organizaciones, sin importarle en absoluto la crisis social que se creaba como consecuencia de su aplicación. Han pasado 23 años y las condiciones inhumanas persisten en la sociedad, constituyendo una afrenta a la dignidad de los peruanos. El “esclavismo salarial” se da en condiciones inhumanas de trabajo, con sueldos y salarios en permanente descenso. La constitución y las leyes solo sirvieron para incrementar las ganancias de los grupos de poder, ellos han incrementado sus riquezas hasta ser considerados en el ranking mundial de millonarios; aquí unos datos declarados por los periódicos de sus fortunas:   Fernando Belmont $ 6,100 millones de dólares (productos de belleza, Yanbal), Carlos Rodríguez $ 3,400 millones de dólares (Interbank, VEA), la familia Brescia Caferatta $ 1,550 millones de dólares (Minería, construcción y salud), Eduardo Hochschild $ 2,100 millones de dólares (minería, cemento), Alberto Benavidez $ 2,000 millones de dólares (minería), Juan Belmont $ 2,200 millones de dólares (Yanbal), Jorge Rodríguez $ 1,600 millones de dólares (Gloria).

En ese mismo periodo se  extendió la miseria del pueblo a lo largo y ancho del Perú: en Huancavelica 88% de pobreza, Huánuco 78.9%, Apurímac 78%, Puno 78% y Cajamarca 77%, la desocupación de la fuerza laboral es 68%, la informalidad está en 70% cifras del INEI. Al margen de ésta situación, la oligarquía ha tomado control total del sistema, dominan los medios de comunicación en su totalidad; ellos en conjunto han diseñado un nuevo ser social a través de la información que difunden, el peruano actual es egoísta, sumiso, indiferente, indolente, consumidor compulsivo; justo el individuo que el sistema necesita, totalmente diferente a la idiosincrasia del peruano de antaño.

Si ésta desgracia nacional fue obra de Fujimori, por haber traicionado e impuesto el sistema; Toledo, García y Humala, deben ser juzgados por traición al pueblo. Además del daño social, postergaron a la industria nacional, no fabricamos ni palitos de anticuchos, todo es importado por los grandes negocios, (parte  importante del   “crecimiento peruano”) Lo más grave es la falta de trabajo y la incapacidad del sistema para solucionar los problemas sociales; el sistema actual es un fracaso total.

 

Habiendo pasado 300 años de la explotación del hombre por el hombre, no  es posible qué en pleno siglo XXI haya un sistema basado en el “esclavismo salarial” con la explotación extrema del  trabajador, más aún cuando sabemos que el trabajo es social y base del desarrollo humano no podemos permanecer impasibles ante la miseria del pueblo y el enriquecimiento de unos cuantos. En nuestra patria grande se han gestado movimientos sociales que buscan poner fin a esa situación, Argentina, Brasil, Uruguay, Bolivia, Ecuador y Venezuela construyen  sociedades de bienestar social para sus pueblos. Aquí, sádicamente los gobiernos han agudizado al extremo la situación del pueblo. No es casual que todos los años 250,000 peruanos sin trabajo migren hacia otros países en busca de un futuro mejor. Toledo, García  y Humala tuvieron en sus manos la posibilidad de hacer los cambios necesarios, pero se burlaron y traicionaron al pueblo, solo se dedicaron a gobernar para la oligarquía, perfeccionar el sistema ignominioso y enriquecerse. En 15 años de gobierno no dieron una sola ley en beneficio del pueblo.

Por la inequidad, incapacidad, ignominia, corrupción en el sistema y el estado, los partidos políticos  consecuentes con los intereses del pueblo y preocupados por ésta desgracia nacional, hemos decidido llamar al pueblo, a todos los ciudadanos y jóvenes del país para poner orden en el país; queremos cambiar éste nefasto sistema, por uno nuevo, moderno, justo y de bienestar social pleno para todos; queremos cambiar el subdesarrollo por desarrollo, la injusticia por justicia, el  malestar por bienestar, la inseguridad por seguridad, la insalubridad por salubridad, la iniquidad por equidad, la ignorancia por  educación, la incultura por cultura. Construyamos una patria, justa, libre, solidaria, desarrollada, democrática y respetada para todos los peruanos. Queremos que la juventud luchadora y honesta, sea la base en la construcción de la nueva sociedad. Somos conscientes del  trabajo por realizar, por eso llamamos a todo el pueblo, ni un solo ciudadano debe estar al margen, todos juntos por el ideal de edificar la Sociedad de Bienestar Social Pleno con un Gobierno Participativo, en el cual el trabajo y el ciudadano sea el eje principal de la nueva sociedad.

Por eso te convocamos, joven, ciudadano, pueblo te necesitamos, eres imprescindible en ésta obra. Nuestro proyecto requiere del apoyo del total de la población, todos construyamos el  nuevo sistema social en el cual podamos vivir en paz los peruanos.

¿QUE ES LA SOCIEDAD DE BIENESTAR SOCIAL PLENO?

Todos queremos vivir bien y con todas las comodidades necesarias satisfechas, pero eso tiene que ser el resultado, el esfuerzo y sacrificio de todos. Somos conscientes de esa  gran labor, estamos seguros que la nueva sociedad es viable en nuestro país; otros pueblos ya lo hicieron, viven dentro de una economía estable y respetada. En ella no hay miseria, pobreza, inseguridad, desocupación ni abandono social de su gente. Los problemas sociales fueron  superados con el trabajo del pueblo y su gobierno. Hoy tienen un estado técnico y dinámico que está al servicio de los ciudadanos. Esto es realidad en Islandia, Noruega, Suecia, Dinamarca y Finlandia. No pretendemos copiar su sistema social, solo, lo tomamos como referencia, como una realidad  cuando pueblo y gobierno se unen.

Los partidos políticos y el pueblo podemos construir la sociedad que anhelamos. Queremos un estado diferente hecho por todos, que sirva a la sociedad, no como el actual que lo denigra, lo empobrece,  que está al margen del pueblo y ha deteriorado al máximo todos los servicios que debe prestar al pueblo. Los gobernantes y el sistema han convertido en inadecuados los servicios de educación, salud y seguridad social para ofrecerlos en bandeja a los privados. Nosotros con el pueblo haremos la “creación heroica, sin calco ni copia” como José Carlos Mariátegui lo pedía; para ello se necesita los siguientes cambios en la sociedad: 1.- Nueva constitución, 2.- Reforma del estado,  3.- Economía social de mercado,  4.- Propiedad organizada de la tierra productiva,  5.- Tecnificar al estado,  6.- Planificar la economía,  7.- Mercados de distribución, 8.- Satisfacción de las necesidades sociales,  9.- Nueva Democracia política, económica y participativa, 10.-  Responsabilidad del estado: Tributación, educación, salud, justicia, seguridad social, bienestar, regulación, manejo de recursos naturales, de la infraestructura económica y ejecución del proyecto social.

Con estas disposiciones pueblo y gobierno estarán en condiciones de edificar la nueva sociedad de Bienestar Social Pleno con gobierno participativo. En la cual tú serás el actor principal de esa sociedad, en ella ya no habrá privilegios, explotación, corrupción e injusticia. Tu barrio, distrito, provincia y región podrán disponer del presupuesto nacional para realizar obras y mejoras; elegirán jueces y fiscales en sus niveles respectivos; podrán elegir, controlar y censurar a sus congresistas; terminaremos con la burocracia improductiva y los funcionarios “pancistas”. En la primera etapa se elaborará la nueva constitución y el sistema legal necesario. Se iniciarán los cambios estructurales y se implementaran las medidas necesarias para terminar con la pobreza y la desocupación. En la segunda etapa seguirá el  perfeccionamiento de la nueva sociedad. En la tercera etapa se tratará de llegar al funcionamiento de la sociedad de Bienestar Social Pleno y su gobierno participativo a plenitud para felicidad y goce de todo el pueblo.

 ¿QUE ES EL GOBIERNO PARTICIPATIVO?

Es el pueblo organizado en forma solidaria y democrática para participar en todas las funciones del estado y del gobierno. Para ello deberá organizarse democráticamente con delegados en sus barrios, distritos, provincias, regiones  respectivamente, hasta llegar al nivel nacional. Nombraran en cada nivel sus directorios de gobierno con autonomía para el acceso del manejo del presupuesto y podrá ejecutar las obras necesarias en forma rápida y directa en beneficio del barrio, distrito, provincia, región; eliminando trámites burocráticos y corrupción que entorpecen y encarecen la obra. Elegirán jueces y fiscales en sus niveles respectivos. Constituirán directorios para el manejo de entidades de educación y salud.  Podrán elegir, controlar y censurar a sus congresistas y funcionarios. El gobierno tendrá a su cargo el manejo del proyecto nacional para edificar la nueva sociedad. Terminaremos con la burocracia improductiva y pancistas. El gobierno, como ente rector de la sociedad para edificar la nueva sociedad de Bienestar Social Pleno con el pueblo, modificará la estructura del estado, las regiones y la sociedad; sin esos cambios y modificaciones no es posible su edificación. Para todo ello se necesita una constitución ad hoc y un sistema de leyes afines que no contradigan los cambios.

En la nueva sociedad el sector público se hará cargo de: 1.- Educación, 2.- Salud, 3.- Justicia, 4.- Seguridad, 5.-Bienestar, 6.- Infraestructura, 7.- Regulación, 8.- Recursos naturales, 9.- Planificación, 10.- Tributación. En cada uno de los rubros el pueblo tendrá su representante, lo mismo que en los niveles pertinentes para cumplir con el papel de fiscalizar e informar los resultados y avances del sector. El pueblo para participar en el manejo de gobierno y presupuesto participativo, se organizará con vecinos y pondrán en práctica la democracia directa con la participación de la ONPE; elaboraran un padrón, elegirán una directiva y un delegado del barrio para la asamblea del distrito; prosiguiendo así hasta la elección de la Asamblea del Pueblo.

La Asamblea Legislativa será elegida por todos los ciudadanos, pero sus miembros responderán ante los Directorios Regionales. La elección de la Asamblea del Pueblo y todo proceso electoral se hará con el organismo electoral (ONPE) lo mismo que la elección de jueces y fiscales en los niveles respectivos. De ésta manera se termina con poderes burocráticos que nunca debieron tener el legislativo, judicial y ministerio público. Adiós a congresistas, jueces y fiscales corruptos que se sirven del estado para hacer fortuna pero sin trabajar por la justicia y el pueblo.

Desaparecerán varias instituciones del estado por engorrosas, burocráticas e innecesarias para la sociedad, una de ellas será el congreso nacional, parlamento o cámara de representantes, será remplazada por la Asamblea legislativa. El congreso dentro de su historia jamás estuvo al servicio del pueblo, siempre trabajaron por intereses personales,  de grupos o para la oligarquía. En su historia han dado  más de 30,288 leyes, sin oficio ni beneficio para el país. Solo han generado, con sus leyes la corrupción, caos, burocracia, impunidad  y demora en la aplicación de la justicia. En el congreso dieron leyes de todo tipo para afectar al pueblo. Están en vigencia leyes como privar del derecho a la reunión y al libre tránsito, la de impunidad policial para matar civiles, para reprimir salvajemente al pueblo o para explotar al máximo a jóvenes en los trabajos. Emitieron  un enmarañado de leyes de las cuales deben eliminarse más 20,000 por inservibles. Actualmente el congresista no representa a sus electores, son elegidos por las regiones pero la constitución de 1993 les da representación nacional y les quita la representación regional, los cubre de impunidad. El congreso es  un centro de disfrute personal, tienen casi S/. 500 millones de soles al año para 130 inútiles. Es una institución negativa para la sociedad, tan igual como el poder judicial y el ministerio público, por eso habrá que reorganizarlos. Habrá una cámara legislativa elegida por todos, con la única misión de hacer leyes. En la nueva sociedad la  Asamblea del Pueblo,  elegida por todos los ciudadanos de las 195 provincias también presentaran proyectos, fiscalizaran los estamentos del estado, nombrara al senado quien con el presidente aprobarán y promulgaran las leyes, responderán y rendirán cuentas en forma directa de sus actividades ante sus electores. La Asamblea del Pueblo se reunirá eventualmente o cuando su Comisión permanente los cite.

Otra de las instituciones que debe ser cambiada es el Jurado Nacional de Elecciones, desde su fundación no ha sido capaz de limpiar el sector a su cargo. La clase política del país ha degenerado, en sus filas hay oportunistas, narcotraficantes, estafadores, proxenetas y todo tipo de delincuentes, los partidos se forman por intereses subalternos, cambiaron de ideología y no fueron sancionados, solo se dedicaron a cobrar cupos a los candidatos y velar pos sus intereses personales. El JNE no ayudó a combatir ésta corrupción política, solo se acomodaron al sistema. La ONPE debe encargarse de las labores de ésta institución. La nueva constitución determinara cuales son las instituciones necesarias en la nueva sociedad.

¿ES VIABLE EDIFICAR LA NUEVA SOCIEDAD?

El Perú es un país privilegiado en recursos naturales, no obstante que agotaron el guano y se apropiaron del salitre, quedan aún 5 recursos para emprender el nuevo rumbo hacia el desarrollo y la construcción de la sociedad de Bienestar Social Pleno con gobierno participativo. Como base prioritaria  impulsaremos el crecimiento hacia adentro, para ello promoveremos el trabajo, la producción y el consumo en todo el Perú. Duplicaremos el área de la tierra productiva, el desarrollo industrial se sustentara en los minerales variados, explotaremos la biomasa marina para el consumo humano, dinamizaremos la explotación de recursos madereros cultivados y para obtener energía  aprovecharemos parte del potencial de los 158,000 MW en ríos. Todos estos recursos los vamos a utilizar y son suficientes para iniciar la base el crecimiento y cimentación de la nueva sociedad.

En la actualidad con una visión  rápida de los recursos encontramos:

1°) Agricultura: prácticamente está abandonada y la tierra cultivable está desapareciendo por la voracidad de las inmobiliarias, además  según COMEXPERÚ el 48.9% de la tierra cultivable no es trabajada por falta de agua, el 24.1% por falta de crédito y el 11.3% por falta de mano de obra calificada, se los proveerá de lo necesario para que los campesinos y comuneros cultiven, se  podrá duplicar los productos de pan llevar y aumentará la necesidad de mano de obra, esto es sin tomar en cuenta las nuevas tierras que irrigaríamos.

2°) Recursos mineros: tenemos gran cantidad de minerales: oro, plata, cobre, hierro, zinc, plomo, bismuto, cadmio, indio, selenio, antimonio, molibdeno, etc. con ello podemos desarrollar una gran industria sin competencia, además de la materia prima contamos con la energía limpia de los ríos, fácilmente se puede encumbrar la industria sin competencia, no todos los países industrializados tienen esa base, la de ellos es mucho más cara.

 3°) Riqueza marina: en el mar se pueden capturar 10 millones de los 18 millones de toneladas de peces para el consumo humano sin dañar el ecosistema, se suman a esta actividad las piscigranjas de  conchas de abanicos y langostinos en la costa, en la sierra truchas, en la selva  paiche, tilapia y camarones, el sector puede incrementar 10 veces más la mano de obra de la que utilizan embarcaciones y fábricas de harina de pescado en la actualidad.

4°) Recursos madereros: es un rubro sin explotar, podemos cultivar árboles madereros en sierra y selva, en forma renovable, con rendimientos 3 veces más de lo que obtienen en Chile, con poca inversión y con buenos resultados. Allí hay trabajo y futura industria.

5°)  Recursos energéticos: estudios del ingeniero Julio kuroíwa indican que se puede obtener de los ríos 158,000MW de energía, otros afirman que puede pasar los 200,000MW considerando energía solar y eólica. Estas apreciaciones nos ubican en primer lugar en el mundo en energía limpia no contaminante y barata; riqueza que jamás intereso a los gobernantes, solo buscaron “negociados” con las empresas privadas, actualmente queman gas y petróleo para obtenerla y cobrar tarifas altas. Con la energía procedente de los ríos tendremos tarifas bajas y suficiente energía renovable para el consumo nacional e impulsar la industria nacional sin límites. Energía barata más materia prima nacional son cimientos únicos para desarrollar con éxito una poderosa industria nacional.

EXPLICACIONES BREVES Y NECESARIAS

Teniendo todos éstos recursos a nuestra disposición factible la edificación de la sociedad de Bienestar Social Pleno en nuestro país. Podemos crear incontables fuentes de trabajo y recursos para el pueblo. Con la nueva organización de la tierra los minifundistas se reunirán en cooperativas y asociaciones, no podemos permitir que desaparezcan las tierras de cultivo (como estado debemos garantizar la tierra para la alimentación del pueblo) por eso les planteamos que se organicen como mejor lo consideren pero en un mínimo de 50 a más hectáreas, menor superficie no es rentable ni competitiva, los que no desean quedaran al margen de la modernización. Esta reforma no es nueva ya se han efectuado en muchos países, Uruguay es un ejemplo en América, Noruega, Holanda, Francia, España, Italia, etc. ya lo hicieron. Sin duda habrá reducción de personal, pero ese excedente se empleara  en las nuevas unidades productivas como apoyo, previa preparación técnica en abonos, podado, tierras, semillas, plagas, riego, empaque, despacho, exportación, médica, contable, etc.

Muy diferente es el problema en las comunidades del país, el problema no es la tierra, es financiación, educación y tecnología, nuestro gobierno los dotará de lo necesario para la producción de bienes y puedan abastecer mercados y sus excedentes podrán exportarlos. La infraestructura económica deberá ser modernizada totalmente por el estado, en cuanto las vías de comunicación se tendera una moderna red ferroviaria en todo el país para unir centros de producción con mercados y puertos, se utilizará energía eléctrica para la red. Se construirán represas en los ríos para mover turbinas y sus aguas represadas servirán para irrigar nuevas tierras, se podrá regular el  agua para cultivar en andenes e incrementar la agricultura al máximo.

La economía social de mercado, no es un membrete, tampoco es lo que hemos podido apreciar en  los 22 años de vigencia que lleva impresa en la constitución de 1,993. Por primera vez en nuestra historia cumplirá con su función social. El pueblo verá que todos los estamentos del estado, municipalidades, entidades paraestatales, empresas del estado, privadas y comerciales  trabajaran y estarán al servicio del ciudadano. Los empresarios podrán organizar sus empresas libremente e ingresar con sus productos en el mercado en condiciones óptimas para su venta y consumo, pero competirán con empresas del estado, mixtas, cooperativas, propiedad social, todas estarán sujetas al cumplimiento de las disposiciones legales y regulación.

 El estado regulara y velará por la calidad de todos los productos que se ofrecen al consumidor. La empresa privada es necesaria, no se la tocara en absoluto, pero se someterá a las disposiciones de ley. Se podrán asociar con el estado en todas las actividades productivas y de servicios. Por sus inversiones, en algunos casos, los empresarios tendrán mayoría de acciones., pero el estado conservará las acciones doradas que le permitirá supervigilar el cumplimiento de los objetivos para lo que fue creada. En otros casos el estado poseerá el 100% o menos, depende de la inversión y el objetivo estratégico de la empresa. También para inversiones que promuevan el desarrollo industrial y manufacturero, el estado podrá otorgar facilidades y  exonerar cargas tributarias a las empresas durante periodos y bajo contrato.

Escrito por Duilio De la Motta

lunes, 23 de febrero de 2015 a las 8:27 am

Publicado en: Política

Comentarios hechos: No hay comentarios — OPINA!

Comenta el artículo