Barril de Diógenes

…en búsqueda de un hombre justo

EL GOBIERNO CHILENO CAMBIARÁ LA CONSTITUCIÓN DE PINOCHET

Publicado 3 years, 328 days ago. — Opina!

Duilio
Toledo, García y muchos políticos, nos han puesto como ejemplo las medidas que se hicieron en Chile. Sin reparar en las consecuencias que conllevan leyes copiadas de otra realidad, con increible desparpajo las aplicarón en nuestro país, dizque para mejorar la situación del pueblo. Lo cual no ha sucedido hasta la fecha. Lo funesto que tiene nuestro país es la constitución de 1993. Es un freno para el desarrollo del pueblo y un festín para los cogotudos. La presidenta Michelle Bachelet quiere hacer retoques en la constitución de Pinochet, algo parecido a lo que quieren hacer en el Perú. Pero éste no es el criterio del pueblo chileno. Al respecto Jaime Quintana manifestó, refiriéndose a la constitución pinochetista “Nosotros no vamos a pasar una aplanadora, vamos a poner aquí una retroexcavadora, hay que destruir los cimientos anquilosados del modelo neoliberal de la dictadura”. Jaime Quintana es cenador, vocero y presidente del Partido por la Democracia (PPD) partido en la que se sustenta la mayoría de Michelle Bachelet. A las declaraciones de Quintana se han sumado el Partido Comunista, la Democracia Cristiana y muchas instituciones del pueblo, generando un terremoto en los sectores de los cogotudos. Ollanta Humala juramentó ante la constitución de 1979 y todos los sectores populares desean el cambio. El desarollo del país exige el cambio de la  constitución neoliberal y elitista de Fujimori por una nueva que comprenda los intereses de todos los peruano y no como la de 1993 al sector privado. ¿Que espera la clase política para pedir el cambio?  ¿Que esperan los sectores populares para iniciar la lucha por el cambio constitucional? Los seguidores de la chilenización en el Perú deberían imitar ipso facto el cambio de la constitución, ¿no se oye padre?

Escrito por Duilio De la Motta

lunes, 31 de marzo de 2014 a las 9:41 am

Publicado en: Política

Comentarios hechos: No hay comentarios — OPINA!

Comenta el artículo