Barril de Diógenes

…en búsqueda de un hombre justo

CON EMPRESARIOS COMO LOS DE ADEX CUALQUIER PAÍS SE VA A LA MIERDA

Publicado 3 years, 35 days ago. — Opina!

 

Hace algunos días los representantes de ADEX hicieron algunas declaraciones a los medios de comunicación, refiriéndose a la necesidad de reducir los beneficios a los trabajadores de su sector. Plantear tal paquete, en un país donde el trabajador esta sobre-explotado ¿Qué significa? ¿Inconciencia? ¿Avaricia? ¿Esclavismo? Pienso que no. Sencillamente este pedido obedece al dominio que tiene el poder económico sobre el gobierno y quieren hacer lo que les da la gana, con esa corona hacen pedidos que lindan con la desfachatez. Como es posible que pagándole a los trabajadores entre S/. 350.00 ($ 0.50 dólar por hora)  y S/. 750.00 ($ 1.10 dólar por hora) quieran menguar aún más sus beneficios. Esto es una locura en un mundo donde se están reduciendo la jornada de trabajo, no tiene razón alguna. Pues con la Ley de pymes ya se precarizó el trabajo en ese sector con el 29.3 %  en relación a los beneficios que tienen los trabajadores que no están en ese sector. ¿No es suficiente para los de ADEX? ¿Quieren tener esclavos o trabajadores? Su pedido serían aceptable siempre y cuando sus trabajadores ganaran lo que gana un australiano $ 16.88 dólares la hora. Pero esto no sucede en al Perú, aquí somos uno de los países con el salario más bajo del mundo, sean  más francos, pidan que el esclavismo vuelva al Perú o que los trabajadores se compren y vendan como cualquier mercancía. Empresarios con mentalidad negrera no necesita el Perú

Este paquete de medidas que pide ADEX para que el gobierno las ejecute, parece que lo redactaron en una reunión con bastante “etiquetas negras”. Pues mentes lúcidas de ninguna manera lo hubieran hecho, veamos porque. Ellos saben conscientemente, que en el Perú se pagan los sueldos y salarios más bajos del mundo y para lograr la precarización salarial  difundieron a los 4 vientos, que China tenía precios competitivos por los bajos salarios que paga a sus trabajadores. Esto es totalmente  falso, en principio su salario es más alto que el de un trabajador peruano, ellos ganan $ 1.19 dólar por hora, aparentemente no es mucha la diferencia, pero tiene movilidad mucho más barata, tiene educación gratuita y de primera, vivienda barata, salud cubierta por el estado, menú a cargo de la empresa, vacaciones y una jubilación al final de su etapa productiva. El trabajador peruano no cuenta con ninguno de los beneficios que tiene el trabajador chino. Sabiendo esta realidad un empresario en sus cabales de ninguna manera pediría precarizar más los beneficios de los trabajadores, salvo que se haya hecho entre gallos y media noche.

Las exportaciones de ADEX en su mayoría se hacen a países desarrollados,  creo necesario conocer los salarios que pagan a sus trabajadores, en Francia $ 12.22 hora, Gran Bretaña $ 10.92, Canadá $ 9.95, Japón $ 8.32, Estados Unidos $ 7.35, España $ 5.57,  Argentina $ 4.13, Brasil $ 2.11, China $ 1.19, Méjico zona A, $ 5.05, zona B $ 4.75, mínimo $ 0.61 y Perú $ 1.10 y $ 0.50. En sueldos y salarios solo superamos a Haití y Bolivia. Nuestros productos llegan a todos estos países, pude ver en Noruega, espárragos locales 15 coronas más 14% de IGV, peruanos 25 coronas más 28% de IGV. Lo interesante es que nuestros productos tienen acogida por sus cualidades y pueden crecer las exportaciones en la medida de que el sector productivo exporte sin intermediarios, los acopiadores encarecen los costos y se llevan la parte del león. Otro problema es la burocracia, en aduanas entorpecen las exportaciones. Además debe fijarse para el sector el 8% de IGV para toda actividad, sin devolución ni restitución del drowback. Y volviendo al pedido de ADEX creo que  no les gustaría que el estado les quite el 50% de sus ganancias. Si no les gusta, no pidan entonces que a los trabajadores les rebajen más aun sus paupérrimos ingresos.

Escrito por Duilio De la Motta

miércoles, 15 de octubre de 2014 a las 5:29 pm

Publicado en: Política

Comentarios hechos: No hay comentarios — OPINA!

Comenta el artículo