Barril de Diógenes

…en búsqueda de un hombre justo

¿QUE HACER?

Publicado 5 years, 352 days ago. — Opina!

miércoles 10 de agosto de 2011

¿Qué hacer?

por Duilio de la Motta C.

 

Se nos viene a la cabeza muchos pensamientos sobre la política nacional y a través de nuestra formación tamizamos el Plan de Gobierno del presidente Humala. En algunos casos surgen dudas y preocupaciones al respecto, en otros los problemas sociales que hay que resolver, nos intranquiliza, también la constitución actual es una rémora para los cambios, qué hacer con ese problema. Mientras tanto la caída del capitalismo como sistema es un problema latente. Los que manejan las cuentas nacionales “ni chis ni mus” ¿Por qué guardan silencio? Todos estos pensamientos, válidos desde todo punto de vista, inquieta y razonamos cómo nos afectará a los moradores de Río Grande hasta la Patagonia la crisis terminal del sistema.
ORGANIZAR EL PARTIDO.-
Creo, para los que miramos desde fuera, Gana Perú debe convertirse en la institución que lidere los cambios, para este frente del pueblo, su tarea inmediata, es organizarse en un partido moderno, sin sectarismo, fanatismo, oportunismo, dogmas ni prebendas. El partido debe ser escuela de superación ideológica, política y trabajo. Su dirección debe tener la capacidad de orientar al gobierno y la organización debe ser capaz de trabajar con el pueblo por sus intereses. El partido no debe ser instrumento del gobierno sino el cordón umbilical entre este y el pueblo. Hay que comprender que el gobierno tiene un programa que cumplir y el pueblo debe recibir los beneficios de ese programa. Pero como llega al pueblo ese cambio o mejora, aquí es donde entra la función del partido.
UN TRABAJO IMPOSTERGABLE.-
Los programas: Integral de Nutrición, Vaso de Leche, Comedores populares, Wawa Wasi, Seguro Integral de Salud, PanTBC. Concentran dinero y corrupción, el gobierno actual no va poder terminar con el flagelo de la corrupción y si lo hace será a medias y en mucho tiempo. Para eso se necesita el partido, él se encargará de potenciar las organizaciones populares, hacerlas viables para su administración y buen manejo, de esa manera se va liquidando la corrupción, se va permitiendo la participación presupuestal. Incluso puede desaparecer el Ministerio de la Mujer, porque al estar toda la administración de los programas en manos del pueblo, es decir, todas sus funciones no es necesaria la existencia de un ministerio, solamente una pequeña comisión de técnicos que fiscalice el manejo eficaz de todos los programas es más que suficiente. También se liquidan algunos problemas sociales y se constituye un ejército popular que se movilizará en forma masiva en defensa de lo conseguido. Gobierno y pueblo juntos son imbatibles, esto será obra principal del partido de nuevo tipo.
LA CONSTITUCIÓN.-
Una nueva constitución, la reforma de la de 1993 o la vuelta a la de 1979 son medidas que el pueblo tiene que entenderlas para que consciente y mayoritariamente proceda al cambio. Hacerla hoy es casi imposible, la mayoría de los ciudadanos están envenenados por los medios de comunicación, la plutocracia les ha lavado el cerebro, Ayar Mamani (obrero) y Dionisio Romero (multimillonario) opinan lo mismo al respecto. Son casi 20 años de vigencia, una generación que vive con ella. Plantear algo sobre ella, por el momento es perder el tiempo, preferible hacer las reformas más viables. Luego hay que hacerles entender, que la actual constitución amarra, impide, prohíbe al estado hacer cambios importantes para el desarrollo del país y la sociedad. Que todo ha sido condicionado para que la plutocracia (los ricos) haga lo que quieran con nuestro país, desde saquearlo impunemente nuestros recursos naturales, hasta como utilizar patrañas para su enriquecimiento. Cuando Ayar Mamani, es decir el pueblo, se dé cuenta que sus intereses son diferentes a los de Dionisio Romero entonces habrá llegado el momento de efectuar el cambio de constitución. Esto estará condicionado al trabajo del partido y que él gobierno realice a favor del pueblo sus compromisos.
LA CRISIS DEL SISTEMA.-
La crisis del capitalismo nos afectará en la medida que no se hayan tomado las previsiones del caso, esto es convertir los billetes verdes en bienes tangibles, oro, plata, minas, fábricas, etc. De no haberse efectuado esas medidas, las reservas del BCR, mejor dicho los dólares se devaluaran a una tercera parte de su valor actual, con la posibilidad de que no sirvan para nada por ser moneda de un país quebrado. Quizás el yuan ofrezca más garantías que otras monedas. En cuanto las exportaciones perderemos más o menos un 50% de la masa exportable, China e India seguirán comprando pero reducirán las compras de materia prima, porque los Estados Unidos dejaran de comprar sus artículos. Pero si somos propietarios de las minas de oro y plata, medios de atesoramiento, que estarán por las nubes, no tendremos problemas porque somos los dueños de las minas, de no hacerlo así, sufriremos como otros países. Además el Perú tiene mucho que hacer hacia adentro, puede modernizar su infraestructura económica y social dando trabajo a millones de desocupados. Invertir los billetes verdes en la modernización de la infraestructura económica es otra forma de prevenir y asegurar una estabilidad económica del país. Si tomamos en cuenta que los trabajadores con un sueldo o salario en el bolsillo, efectuaran compras en los mercados, se incrementará la producción de bienes materiales en la sociedad, produciéndose el crecimiento hacia adentro. El nivel de vida de los peruanos crecerá, pese a la crisis, lo mismo que el PBI. Hay ejemplos, como superaron situaciones más críticas otros países. Donde las exportaciones se redujeron a un 15%, las salarios descendieron en 27%, con la caída del Campo Socialista, pero su revolución aún vive destacando logros mundiales después de los sucesos del Muro de Berlín, ese país es ¡¡ Cuba!! .
UN FUTURO PROMISORIO.-
En cuanto América latina, con los recursos que tenemos y el intercambio de ellos, puede vislumbrarse un liderazgo futuro de la América multiétnica. Los que trabajan por la unidad harán un estudio de nuestras economías antes de la emisión de una nueva moneda, pienso que se entregara a cada uno de los países la nueva moneda en base a su PBI y con una equivalencia en oro. La nueva moneda “el colque” plata o “ccori” oro en quechua, supongo, puede tornarse como garantía económica para cualquier país. Los excedentes de nuestra producción tenemos que exportarlos, creo que no debemos caer en la autarquía, tenemos carne, trigo, frutales, minas. Industria lo único que falta es la decisión de hacerlo por parte de los gobernantes.

 

Quizás también le interese:

Escrito por Duilio De la Motta

Jueves, 11 de Agosto de 2011 a las 11:31 am

Publicado en: Política

Comentarios hechos: No hay comentarios — OPINA!

Comenta el artículo