Barril de Diógenes

…en búsqueda de un hombre justo

DEMOHIPOCRITAS,DEMOCRETINOS Y DEMOLUMPESCOS QUE SE HACEN PASAR POR DEMOCRATAS

Publicado 7 years, 133 days ago. — Opina!

Gino Germani, sociólogo italiano clasifica a los grupos sociales en clase “A”, “B” y “C” pero a la vez los subdivide en 3 “A” a, “A” b y “A” c – “B” a, “B” b y “B” c y “C” a, “C” b y “C” c. Parece complicado, pero el objetivo de Germani era enmarañar las clásicas diferencias económicas de las clases sociales. Sin pretender superar la clasificación de Germani, menos trasuntar su ruta, esbozaré algo sobre los demócratas y la democracia en el Perú. Si utilizo la fórmula de Germani solo conseguiría mezclar a demócratas con democretinos, demohipócritas y demólumpescos. Me parece que es la mejor forma de llamarlos.

En mi concepto, democracia es el gobierno del pueblo, donde éste ejerce su poder y su realización. Aquí no existe eso, se desconoce totalmente esa forma de gobierno, lo que yace es una plutocracia que domina todos los estamentos del estado con la complicidad de una clase política, que utiliza la democracia representativa para convertirse en el tálamo florido donde la plutocracia engendra su legalidad. Quien diga que el pueblo gobierna o hay democracia en el Perú es un mentiroso o convenido, el pueblo solo vive y padece la imposición del engendro social trazado por una clase política degenerada y rastrera. Por eso a sus actores principales no se les puede llamar demócratas.

El mundo conoce al Perú por su variedad de recursos, con una verdadera democracia hubiéramos desarrollado económicamente y viviríamos en una sociedad de bienestar social, lamentablemente esto no es así desde la independencia de España. Solo hubo grupos que agotaron el salitre, el guano y en la actualidad están acabando la biomasa ictiológica y los minerales. La existencia de esta plutocracia han impedido que la economía peruana sea la primera en el mundo o por lo menos estuviera dentro de las primeras.

En la actualidad en nuestro país, los propietarios de los recursos son despojados, en algunos casos violentamente, con el contenido de una ley que dice que todo lo que hay en el subsuelo pertenece al Estado, los comuneros solo son propietarios hasta donde entra el arado. Tamaña desfachatez permite a los gobiernos entregar a inversionistas previo “contrato ley” (contratos sucios) su explotación. Con esta práctica se saquea y depreda minería, mar y bosques. La democracia impuesta jamás se preocupó de preparar a sus verdaderos propietarios para explotar sus yacimientos, solo vio la forma de esquilmarlos. ¿Esto es democracia? Otra más de la democracia peruana, al grupo exportador el gobierno lo subvenciona permanentemente, cada vez que baja el precio del dólar compra en el mercado cientos de millones de dólares para que no pierdan sus capitales y ganancias. En estos 4 años de gobierno aprista, para proteger a los exportadores, ha comprado 5,589.5 millones de dólares. Dinero del pueblo en beneficio de un reducido grupo. Estos dólares en cualquier democracia del pueblo, pudo haber servido para modernizar la infraestructura económica del país. El pueblo se hubiera realizado aceleradamente con energía barata, vías de comunicación rápidas y más tierras productivas. Este regalo solapado a un grupo de millonarios ¿puede ser democracia? Hay mucho por cuestionar en el país su justicia, la educación, la salud, la desigualdad económica y la pobreza al margen de otras cosas que indican la inexistencia de democracia.

Los congresistas han fabricado cerca de las 30 mil leyes con un promedio presupuestal de 75 mil dólares mensuales. Esta fabulosa cantidad les permite hacer vida turística por él mundo y emparejar su modus vivendi con la plutocracia. Estos apoltronados representantes, por su vida cómoda se han vuelto incapaces e indiferentes ante los problemas sociales. Son inmunes a todo, no hacen nada por cambiar la constitución y las leyes. Esta “ceguera” e indiferencia también la sufre la clase política y sus partidos.

El Partido Aprista Peruano PAP fue un partido organizado hace 80 años, siempre ha trabajado para la plutocracia. En la actualidad han traicionado la ideología del fundador, su militantes solo aspiran a sacar algún beneficio del gobierno, don artífices del incremento de la corrupción. Los honestos son muy escasos, es casi imposible que tomen la dirección para corregir el daño que ha ocasionado Alan García Pérez a su partido. Sus principales actores políticos se denominan honorables pero en verdad son demohipócritas.

El Partido Nacionalista si bien tiene ideología, programa y estatutos, no ha sido capaz de aglutinar a la mayoría de sus simpatizantes. Su líder sigue pegado a la sociedad de consumo, no demuestra mística y no asume el puesto de combate que le corresponde como oposición. El partido no tiene los vínculos con el pueblo y tampoco los ha preparado, prácticamente es un frente. Sus militantes proceden de varias tiendas políticas, los más peligrosos son los que le temen a la izquierda, sacudiéndose de esa gente puede ser una opción democrática en las próximas elecciones.

El conjunto de partidos que agrupa al fujimorismo ideológicamente practican el liberalismo del siglo XVIII, en su gobierno se asesinó, se robó impunemente, se malvendió las propiedades del Estado. En cualquier país por estos hechos sus militantes serían repudiados y sus dirigentes políticos internados en cárceles pero gracias a Alan García Pérez participan del manejo del gobierno. A estos individuos constituyen el lumpen-político del país, se suman a este grupo los que siguen considerando como una opción de gobierno.

El Partido Popular Cristiano PPC, dicen ser social cristianos y auspician la economía social de mercado (¿?), en realidad solo son abogados pancistas de la plutocracia que utilizan la cruz y la política para vivir con pompa y boato. Son muy sucios para luchar contra el opositor, utilizan recursos bajos, lo han demostrado en las últimas elecciones. Se denominan democristianos pero en la práctica son democretinos.

El Partido Perú Posible PP, solo es un grupo de oportunistas que practican un populismo ramplón. Los militantes principales cuando fueron gobierno sacaron el máximo provecho en sus puestos y todos ellos se caracterizaron por su mediocridad e incapacidad para todo. Su jefe ideológico fue entreguista y pro-plutocrático, no merecen ser gobierno nuevamente, sería otro quinquenio mas de atraso.

El Partido Solidaridad Nacional PSN. Políticamente no tiene ideología. Según los medios de comunicación su jefe ideológico estuvo cuestionado por el manejo económico del Seguro social, la Caja de Beneficios Sociales del Pescador y en la actualidad se lo acusa de haber pagado 36 millones a una empresa fantasma. Los militantes de élite no merecen ningún tipo de confianza, son franeleros del líder y oportunistas de vocación, de llegar al gobierno serían un peligro social.

El Partido Unión por el Perú UPP, volvió a la actividad política gracias al Partido Nacionalista, no tienen ideología conocida, pero son oportunistas, comulgan con quienes le otorguen algo de poder. Este partido como los dos anteriores tienen cierta similitud y se los puede considerar como oportunistas y practicantes como demohipócritas, democretinos, y democratalumpescos.

Es necesario dejar constancia que el APRA, Fujimaristas, PPC, PP, SN, PP y UPP trabajan juntos para la plutocracia, han hecho un frente para hacer una mayoría maquiavélica en defensa de los intereses de la plutocracia. Con esa gente y sus partidos el pueblo jamás construiría una sociedad de bienestar y justicia social, nunca conocerá la democracia.

Además de la descomposición moral de los partidos, los estamentos del Estado se encuentran minados por la corrupción, son dependencias de la plutocracia y estos hacen lo que le da la gana. En esas condiciones y con un Estado ineficiente, burocrático, elefantiásico y corrupto, con una constitución que no está de acuerdo con los intereses populares, el pueblo está condenado a no conocer la democracia, jamás lograra la meta de tener una sociedad de bienestar social con justicia y democrática.

De los grupos políticos que han aparecido en las últimas elecciones ninguno constituye peligro nacional salvo Alianza para el Progreso de Acuña quien ha ofrecido aliarse con Castañeda o Toledo en las elecciones presidenciales. Por sus inclinaciones este tipo es un peligro en las próximas elecciones. Es el partido que más ha gastado en Lima, además debo recordarles que Alianza para el Progreso fue un grupo de intervención de la C.I.A para América Latina en la década del 60 del siglo pasado, su objetivo delatar la actividad de la izquierda. En el Perú fueron expulsados por el general Juan Velasco Alvarado.

Escrito por Duilio De la Motta

martes, 12 de octubre de 2010 a las 9:04 am

Publicado en: Política

Comentarios hechos: No hay comentarios — OPINA!

Comenta el artículo