Barril de Diógenes

…en búsqueda de un hombre justo

Archivos del mes de septiembre, 2009

CANAL 7 DIFUNDE DOCUMENTAL FRAUDULENTO SOBRE LA CHICHA DE JORA

Publicado 7 years, 363 days ago. — Opina!

No sabemos con qué intención el canal 7 “De todos los peruanos” a pasado un documental sobre la chicha de jora marginando al sur del Perú, especialmente Arequipa. Lugar donde la chicha de jora es vida, historia y tradición. Vida, por qué ese pueblo estuvo ligado en toda su existencia, antes de Tupac Yupanqui y Garcí de Carbajal al maíz, al guiñapo y a la chicha de jora. Historia, por qué ese pueblo en las chicherías forjo su carácter rebelde y justiciero. Tradición, por que el quehacer cotidiano del pueblo está ligado íntimamente a las chicherías, algo que no es común en ningún pueblo del Perú.

Sabemos que la chicha es patrimonio nacional, las hay de diferentes sabores donde interviene lo mejor de los paladares peruanos en su preparación:las hay puras, con molle, con maní, con higo, con quinua, pero todas llevan jora o guiñapo. Tampoco queremos aparecer como lo únicos en el Perú. Pero el documental sobre la chicha, hecho por el Canal 7, sin  considerar a la Ciudad Blanca, es como presentar al Perú incompleto. Todo el valor que pretendan conseguir con ese documental es  nulo, por qué aparece castrado de lo mejor de la historia de la chicha. Me parece que el asesoramiento de quienes han colaborado son los causantes del daño al pueblo de Arequipa, sus conocimientos sobre historia y nuestro pasado son muy pobres.

Considerando que el documental sobre la chicha no refleja con certeza lo que significa a nivel nacional y como desagravio al pueblo de Arequipa, nos hemos permitido publicar un artículo, escrito hace 40 años, por el Dr. Antero Peralta como un medio de reparar en algo  la falta cometida por el Canal 7.

LA PICANTERIA

Por el Dr. Antero Peralta

La picantería era, en las primeras décadas de este siglo (XX), el sendero social que modelaba, definía, por su género próximo y su diferencia específica, al cholo arequipeño. Pues la chichería, sin habérselo propuesto expresamente, cumplía a cabalidad la triple función: 1° de insuflar su impronta a la colectividad, psíquica y morfológicamente; 2° de reducir a polvo las diferencias sociales que, dada la mentalidad feudal de la época, no parecían provenir de las diferencias económicas, sino simple y sencillamente de los designios divinos; y 3° de aumentar modus vivendi armonioso, apacible, venturoso, cual si en Arequipa se hubiera actualizado la civitate dei agustina que ignorase por completo el egoísmo y la ambición que todo lo malea.

En la picantería se daban cita, todos los días, el labriego taciturno y el artesano parlero, el escribano trapisondista y el abogado enredista, el comerciante angurriento y el desalmado dueño de casa, el hacendado y el camayo, el obrero y el empleado, “el grande y el pequeño”, hombres, mujeres y niños, todos sin distinción de rangos ni de colores, igual que los hermanos cristianos del tiempo de las catacumbas. En ella, en la chichería, los “comensales” comulgaban con los “bocaditos” de picantes tomados de la misma cuchara y con la chicha bebida del mismo cáliz, digo vaso de vidrio de tres litros de envergadura. Y ella, la picantería, con su modo de ser y de conducirse, determinaba el horario del trabajo rural y urbano. Se almorzaba a las 11 de la mañana y se comía, es decir, se consumía la chicha y los picantes desde las 4 de la tarde hasta la hora de las oraciones; pero los días domingos y de guarda se hacía verdadera vida de chichería. Después de la misa de 6 am. Y el adobo en las chinganas, la familia se trasladaba, “cama y petaca”, a las picanterías, a hacer hora mientras maduraban la chicha y el chupe. Se almorzaba sudando y silbando, a todo rabiar por culpa del rocoto bendito. A la una de la tarde comenzaba la faena de fondo con el kayari (palabra quechua que significa llamador; por esto es, el llamador del apetito), una especie de antipasto consistente en platos ligeros, recargados de ají, destinados a criar ganas de tomar chicha y que correspondían a los nombres de “sarsa” de patitas de cordero, “loro” o “laucha” de lijcha, “celador” de camarón, “Pedro y Pablo” de poroto molido con arroz, el “chahuaycho” de hígado de cordero. Etc. Leer más »

Escrito por Duilio De la Motta

martes, 29 de septiembre de 2009 a las 9:40 pm

Publicado en: General

Comentarios hechos: 2 comentarios — OPINA!

COMPETENCIA DE PLATOS PERUANOS O TONTERIAS DE CHEFS

Publicado 8 years, 4 days ago. — Opina!

Hace algunos días un grupo de chefs organizaron una especie de degustación nacional de  platos peruanos, ocupando 7 platos los primeros lugares, entre los cuales al ceviche le toco la primera ubicación.

Quienes organizaron esta fanfarria culinaria desestimaron las características de cada plato, prácticamente fue una carrera entre caballos, burros, perros, conejos y tortugas. No tomaron en cuenta para nada la exquisitez, lo sabores, las particularidades de cada región. Los chefs organizadores, ni siquiera tomaron en cuenta que es un plato de entrada, un chupe o caldo y que es un plato de fondo  ¿A quién se le ocurrió hacer competir un lomo saltado con un ceviche?, ¿Un rocoto relleno con un chupe de camarones? O ¿una causa rellena con un arroz con pato? Leer más »

Escrito por Duilio De la Motta

martes, 22 de septiembre de 2009 a las 11:21 pm

Publicado en: General

Etiquetas: , , , ,

Comentarios hechos: No hay comentarios — OPINA!